6 de agosto de 2019

Insomne

Un grito ahogado me arranca de las sábanas empapadas de la cama.
Tengo la frente perlada y el recuerdo de un sueño que se me escapa entre los finos hilos de la memoria.
Es la tercera noche que los terciopelos pesados de mis pestañas no logran contener mi mirada angustiada.
Insomne, camino hacia la cocina en busca del elixir que aplique este vacío visceral.
Miro a través de la ventana. El manto negro de la noche empaña mis pensamientos. La nostalgia me embarga. La luna se mantiene distante. No ha salido a protegerme.
Las ansias de cambio iluminan la habitación y me guían hacia alguna distracción. Despierta, estoy más segura.

4 de junio de 2019

El problema

El problema no es que no me ames,
es que no lo hagas como yo te amo.

El problema no es que no me veas,
porque lo haces como ningún otro
recorriendo los detalles de mis cicatrices,
desnudas.

El problema no es que no me eches de menos,
porque nuestros momentos son eternos.

El problema es que el concierto en mi pecho
no se ahoga en el vaivén de tus caderas.

El problema es que te sueño cuando te pienso.

El problema es que te amo y
solo puedo decirte que te quiero.

9 de mayo de 2019

Roja

Guerrera de metro sesenta 
comiéndote al mundo a bocanadas de sal y cal
Pelirroja sensual
Mujer de absolutos
Arrebatada.

Ahí estás aún de pie, dibujada en la arena fresca, 
con esa energía contenida en una jarrita de mermelada, en constante emulsión.
Aliada de silencios y susurros.

Amazona de fuego, 
Cantautora de esperanza.
Costal de arena o saquito de costurera,
Estoica,
Recibiendo puñal sobre puñal.
carente de filtros 
La vida no te va a quitar lo que es tuyo.
Ahí, dibujada en la arena fresca están tu silueta y la de Kai.

Amante y apasionada,
comiéndote al mundo con cuchara de cereal, 
proyectándo la voz, como si nada ni nadie te puediera callar. 
Ahí, dibujada en la arena fresca están tu silueta, la de Kai y la de Facundo, abrazados
Meciéndose en el susurro de la brisa del mar.

19 de abril de 2012

nostalgia

La nostalgia, cuyo lecho es el recuerdo, no tiene piedad/ la noche es testigo de sus encuentros con los cuentos/ deja atras los obstaculos y mira/tu pasado depositado en aquella almohada/desgastada/la nostalgia, oculta en una mirada, evade y recrea lo que alguna vez dejaste en un armario bajo siete llaves/la realidad, si la recuerdas, es color oxidado.

29 de julio de 2011

pluma

soy ligera como una pluma
que lentamente encuentra a
su prometido, el abismo,
saboreando en cada uno
de sus componentes, seduciendo
con su coqueto vaivén.

ligera como una pluma,
figura derrumbada con tantas
suposiciones, atribuciones
de física.

ligera, me dejo llevar
entre los colores de esa canción,
la que pone una sonrisa en mis
labios, la que me hace mover
las caderas entre esquinas y callejuelas.

ligera y sola. Única,
perdida y encontrada
hasta aquel movimiento de placer
en el que en un ligero y encantador
twist vuelvo hacia ti, mi confortable
abismo.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons